6 maneras de derrochar esfuerzos en tu estrategia on-line

Si por fin te has decidido por el mundo on-line y has puesto en marcha una estrategia de comunicación a través de las redes no puedes permitirte desaprovechar recursos. Resulta fundamental maximizar los esfuerzos, más teniendo en cuenta que como pyme poseerás pocos recursos, tiempo y medios.

Para que no desperdiciéis ni un mínimo retazo de esfuerzo hoy os traemos las 6 maneras para hacerlo, de esta forma, al conocerlas, podréis estar atentos y aplacarlas:

1. No optimizar los contenidos para los motores de búsqueda:

Uno de los beneficios más valiosos de la creación de contenidos es la posibilidad de obtener un buen posicionamiento en los motores de búsqueda, como google. Cada cosa que escribamos en el blog o página de la empresa es una oportunidad maravillosa para posicionar nuestra marca. Esto puede parecer a simple vista una tontería pero cuando mejor posicionado esté la página o el blog mejores críticas leerán tus posibles clientes al buscarte en la red. 

2. No promocionar tu contenido en la redes sociales:

Imaginemos que dedicas mucho tiempo a crear tu contenido, que esta totalmente optimizado y tiene una calidad insuperable ¿Por qué desaprovechas las posibilidades de difusión en la redes sociales? Se trata de una pieza más en el rompecabezas que debes incluir en tu estrategia on-line. Compartir tu contenido en tus perfiles sociales de Facebook, Twitter, LinkedIn y + Google, entre otros, resulta necesario para no desperdiciar recursos.  Asegúrate de agregar botones sociales para compartir el contenido y no abandones los perfiles o los trates como meros feed, intenta ocuparte de ellos al menos un día a la semana.

3. No dediques horas inútiles en las redes sociales:

El tiempo es oro o dinero, así que resulta fundamental utilizarlo de forma productiva. Aunque participar en las redes sociales resulta fundamental debes aprender a no perder el tiempo en ellas. La mejor fórmula para descubrir si esto es así o no es calcular cuánto tiempo pasas al día en esta labor y compararlo con la cantidad de clientes que recibes gracias a ese esfuerzo. Si no te salen las cuentas en que estás gastando más tiempo del necesario.

4. No utilizar tu blog o web para promocionar tu negocio.

En cada página debería aparecer de forma visible un contacto tuyo y una identificación de tu empresa. Esto que podría parecer muy obvio no lo es tanto, visita alguna de las páginas de tus competidores y descubrirás que han olvidado este detalle, así que ya puedes ser el primero en no hacerlo. De nada servirá crear un fantástico contenido si después tus futuros clientes no saben que además puedes ofrecerles geniales servicios.

5. No aprovechar el e.mail marketing y las bases de datos:

En este punto se pueden desaprovechar recursos por un lado por no configurar una base de datos decente gracias al blog y por otro por no gestionar las campañas de e.mail marketing de forma correcta. Fomentar el intercambio y no se excesivamente insistente con estas campañas resulta fundamental.

6. No medir los resultados de tus esfuerzos:

Si no cometes ninguno de los errores anterior y no mides los resultados de tu trabajo estarás perdiendo muchas energías y trabajo. Además las estadísticas te ofrecerán mucha información extra que te ayudará a conocer si el contenido que ofreces interesa o no. Nunca olvides chequear las estadísticas por lo menos una vez a la semana.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *